Principios agronómicos en caña de azúcar

La caña de azúcar (Saccharum officinarum) proviene de Nueva Guinea. Es un cultivo perenne que macolla fuertemente y produce 4-12 tallos, que crecen hasta alcanzar 3-5 metros de altura. Al ser una planta C4, la caña tiene una tasa de fotosíntesis muy alta: alrededor de 150-200% por encima del promedio de otras plantas. Después del período de macollaje, las plantas entran en un perido de rápido crecimiento. Esta fase de gran crecimiento necesita el apoyo de un programa nutricional completo.

Ciclo del cultivo de la caña

El primer cultivo o caña planta suele obtenerse de un trozo de tallo llamado estaca o esqueje. En algunos países plantan la caña entera. Las yemas u ojos en el esqueje germinan hasta producir brotes y raíces que darán lugar a la primera generación del cultivo. En algunos cultivares las raíces se desarrollan primero y en otros, los brotes. 

La duración del ciclo de cultivo, de brotación a cosecha varía dependiendo del clima y variedad y va de 12 a 24 meses.

Producción de materia seca

Luego de la cosecha del primer cultivo, a partir del mismo vástago, crece una serie de cultivos sucesivos –llamados caña soca. A medida que cada nuevo cultivo crece, las raíces viejas mueren y se forman otras nuevas. También se generan macollos nuevos y de éstos se cosecha la caña de azúcar de la temporada siguiente. 

Luego de cada corte o ciclo de cultivo sucesivo, la producción de materia seca y el rendimiento declinan. En algunas circunstancias, por presión de enfermedades o falta de disponibilidad de variedades adecuadas como en algunos paises asiáticos, se hace una nueva plantación cada segunda temporada. 

Práctica de plantación 

La plantación es una operación importante ya que ayuda a determinar la cantidad de cultivos subsiguientes a lo largo de la vida de la caña. La caña se corta en esquejes o estacas que tienen idealmente 30 cm de largo y tienen tres o cuatro yemas.

0.07 Image PlantingEn algunos países se plantan cañas enteras. Los esquejes se superponen y se plantan en surcos largos o zanjas de 15-30 cm de profundidad. El espaciado debería ser de 10,000 a 15,000 esquejes/ha para brindar una densidad óptima de 90,000 a 150,000 tallos/ha en la cosecha.

Aunque en el pasado el espacio entre surcos ha sido por lo general de 1.5 m, la industria está orientándose a alinear el espaciado con la separación entre las ruedas de la maquinaria que es de 1.8 – 1.9m sin que baje el rendimiento. Esto ayuda a maximizar el rendimiento, reduciendo la compactación del suelo y minimizando el daño a la planta madre. Los esquejes se plantan en un surco que luego se cubre con tierra formando un camellón. Esto mejora la estabilidad de la planta madre y crea un perfil de suelo que ayuda a la cosecha mecánica. 

En lugares donde el estancamiento de agua es un problema, se usan drenajes permanentes o camas de siembra elevadas permanentes. La calidad del esqueje es muy importante, los productores deben usar cañas semilla libres de enfermedades y en buena condiciones con yemas sin daños. Se puede usar un tratamiento de calor para eliminar algunas enfermedades de los esquejes y el uso de tratamientos agroquímicos puede ayudar a mejorar el establecimiento temprano al reducir la incidencia de plagas y enfermedades. La caña utilizada para la plantación suele producirse en zonas de la finca donde hay un buen control de enfermedades y plagas y donde se brinda una nutrición adecuada. Para minimizar la propagación de enfermedades tales como el Raquitismo (RSD) en los esquejes nuevos, los cuchillos que se utilizan para cortarlos deben haber sido sumergidos en un desinfectante.

Manejo de los residuos 

0.09 Figure 6Los residuos forman una capa sobre el suelo luego de la cosecha. Esto puede brindar ventajas significativas, por ejemplo, actúa como mulch o mantillo para suprimir malezas, conserva la humedad para el segundo ciclo de cultivo y limita la erosión del suelo. En general, estos residuos se descomponen durante el período de crecimiento, antes de la siguiente cosecha. 

Cambiar a un sistema de cosecha en verde puede mejorar los rendimientos del cultivo (Figura 6), lo que se debe en gran medida al mejoramiento del contenido de materia orgánica, de los niveles de nutrientes y de la estructura del suelo, junto con menor erosión, conservación de la humedad y supresión de malezas.

Subproductos en el ingenio

Bagazo

El bagazo es el material fibroso que queda luego de triturar la caña. Típicamente, por cada 10t de caña que se tritura, quedan 3-4t de bagazo húmedo. Tiene un alto contenido de humedad –suele ir del 40 al 50%- y en general se le almacena antes de seguir procesándolo. Cada vez más se le usa como combustible para generar vapor y electricidad en los ingenios, pero también es fuente de materia orgánica cuando se le devuelve al suelo.

Ceniza y lodo de clarificación

Cenizas y lodo de clarificación se aplican como fertilizantes. La ceniza es el residuo resultante de la limpieza de las calderas luego de quemar el bagazo, y los lodos son residuos del proceso de clarificación del azúcar. Los lodos de clarificación pueden usarse para incrementar la materia orgánica del suelo y mejorar los niveles de nutrientes. Se pueden también usarse en composta junto con el bagazo.

0.13 Table 3 Nutrient Content of VinasseVinaza

La vinaza es el residuo del proceso de destilación del alcohol. Contiene niveles elevados de materia orgánica, potasio, calcio y cantidades moderadas de nitrógeno y fósforo. Es necesario tener cuidado con el manejo de la vinaza ya que puede ser corrosiva. En algunos países se la concentra mediante evaporación y se la llama CMS (Concentrado de Melaza Soluble).

Los nutrientes aplicados utilizando estos subproductos del ingenio deben ser tenidos en cuenta cuando se diseñan los programas de fertilización.