Yara N-Sensor™

El Yara N-Sensor es una herramienta montada en el tractor que permite que los agricultores midan los requerimientos de nitrógeno de un cultivo mientras el tractor pasa por el campo, a la misma vez que varia la tasa de aplicación de fertilizante en manera correspondiente.

Yara N-sensor

El N-Sensor asegura que la cantidad correcta y óptima de fertilizantes sea aplicada a cada parte individual del campo. Se ha vuelto la tecnología de referencia para la agricultura de precisión.

N-Sensor™: Montado en el tractor y con percepción remota

Fertilización específica para un área limitada del campo es uno de los objetivos principales de la agricultura de precisión. Una tasa de aplicación variada requiere de herramientas exactas y eficientes para determinar la demanda actual de nutrientes. Técnicas de percepción remota ofrece la oportunidad de obtener esta información en manera rápida, exacta y de bajo costo. El N-Sensor™ ha sido desarrollado para determinar el estado nitrogenado midiendo los grados de reflejo del follaje del cultivo y permite así variar las tasas de fertilización sobre la marcha.

Ventajas del uso del N-Sensor™

  • Aportar la tasa óptima de fertilización a todos los rincones del campo
  • Fomentar el potencial del cultivo por todo el campo 
  • Aumentar la eficiencia del fertilizante 
  • Minimizar los residuos de nitrógeno en el suelo post cosecha 
  • Incrementar el rendimiento 
  • Calidad más homogénea 
  • Reducir tiempo y costo invertido en cosechar 
  • Reducir el riesgo de pérdidas de N al medio ambiente

¿Cómo funciona el N-Sensor™?

El N-Sensor™ determina la demanda de nitrógeno midiendo el grado de reflejo del cultivo sobre un área total de aproximadamente 50 m2. La medición se hace cada segundo y el sistema está diseñado a operar bajo velocidades normales de operación y a todas las anchuras de carril. La tecnología de percepción aplicada a la agricultura se basa en la curva típica de reflejos de una vegetación.

N-Sensor™ mide el grado de reflejos a una frecuencia de banda correspondiente al contenido de clorofila y biomasa en el cultivo. Calcula la absorción actual de nitrógeno. Tasas óptimas de aplicación se derivan de los datos de absorción de nitrógeno y se envían al módulo controlador de grados variables de la esparcidora, que a su vez hace los ajustes correspondientes a las tasas de aplicación. 

El proceso entero de determinar los requerimientos de nitrógeno del cultivo y la aplicación de la cantidad correcta de fertilizante pasa instantáneamente, sin demora ninguna. Esto permite que se tenga “la agronomía de tiempo real”.

Desarrollo del N-Sensor™

Siguiendo el desarrollo que fue coordinado por el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Yara en Hanninghof, Alemania , se introdujo el primer N-Sensor™ (Classic) al mercado en 1999 para uso en cereales. 

Trabajo de desarrollar el N-Sensor™ para que pueda estar al corriente con los cambios en la producción de cereales igual que su uso en una gama más amplia de cultivos, ha sido una parte continua de Investigaciónes y Desarrollo de Yara. Más de 250 ensayos han sido efectuados entre 1997 y 2010 para refinar su desempeño y agregar nuevos programas como la calibración Absolute-N para colza.

N-Sensor™ y N-Sensor™ ALS – dos sistemas, una filosofía

En 2006, Yara lanza el nuevo N-Sensor™ ALS (Active Light Source), que funciona en la misma manera que el N-Sensor clásico para determinar la demanda de nitrógeno del cultivo al medir el grado de reflejo del follaje. Ambos sistemas usan los mismos ensayos del campo que se basa en algoritmos agronómicos para fertilización óptima en el sitio, y ambos están conectados a un vehículo donde los datos del cultivo y el GPS se guardan para ser procesados. 

La principal diferencia entre los dos tipos de N-Sensor™ es que el N-Sensor™ ALS tiene incluida su propia fuente de luz. En vez de usar la luz natural para las mediciones, el N-Sensor™ ALS constantemente emite su propia fuente de luz sobre el cultivo, usando lámparas flash de Xenon, y registrando el grado de reflejo. Esto permite que el N-Sensor™ ALS opera independientemente de la luz ambiental, y puede usarse hasta en las noches.

Logros

  • El N-Sensor™ ALS ganó la medalla de oro de RASE en 2008 
  • Rendimientos de cereales aumentaron con 3.5% donde se aplicó fertilizante de misma intensidad 
  • Se incrementaron los rendimientos de colza 3.9% a través de la calibración Absolute-N 
  • Se han logrado ahorros en uso de nitrógeno de hasta 14% usando el N-Sensor
  • Incrementos en la eficacia del uso del nitrógeno ha reducido la huella de carbono 10 a 30% 
  • Desempeño de la cosechadora incrementó 12-20% por reducción de encamado, menos pérdidas y velocidad de absorción más rapida.
  • Niveles de proteínas en cereales mostraron una mejor consistencia con un promedio de 0.2 a 0.5% por encima de la meta.
  • Una reducción de 80% en las tasas de encamado (comparado con cultivos donde el nitrógeno se aplicaba usando prácticas convencionales).